Publicado el Deja un comentario

La comunicación con el cliente, fundamental en tiempos de incertidumbre

El COVID-19 tiene a muchas pequeñas empresas y sus clientes preocupados y confundidos. En un momento así, puede sentir la tentación de limitar la comunicación con su audiencia porque tiene miedo de decir algo incorrecto. Pero no es el momento de callar. Su clientela necesita saber de usted, no solo ahora, sino en cualquier momento de crisis.

Su comunidad desea información clara sobre nuevas políticas, programas, estados de pedidos, retrasos en los envíos y cualquier fuente de ayuda. Y los nuevos clientes necesitan saber si su negocio está abierto y si hay inventario disponible.

Si bien es posible que nos estemos aislando, no es necesario aislar su empresa; solo tienes que mirar más de cerca tu mensaje.

Utiliza el tono correcto.

A muchos dueños de negocios les preocupa parecer «demasiado vendedores» durante una crisis. Pero recuerde: su comunidad desea ayudarlo a mantenerse en el negocio y buscan opciones y soporte en las marcas que conocen y aman. Abordar los mensajes con empatía; estamos todos juntos en esto. Hágales saber a sus clientes que está pensando en ellos y se preocupa por ellos. Si tienen temores específicos que puedan relacionarse con sus productos o servicios, como si es seguro recibir entregas o cómo recibirán importantes tratamientos de salud en el futuro, hágales saber que está al tanto de sus temores, su seguridad es lo principal. prioridad, y tiene soluciones para satisfacer sus necesidades. Describa las actualizaciones de forma clara y tranquila, y si todavía está trabajando en algunos detalles, hágales saber que está trabajando en ello y les enviará más información cuando la tenga.

Crea ofertas que ayuden a tus clientes.

Piense en lo que puede ofrecer a sus clientes que los ayudará a superar esta crisis y resalte esas opciones en su tienda online. De Instrucciones claras sobre lo que está haciendo para esterilizar paquetes y apoyar la salud de sus empleados.

Envío reducido o gratuito, descuentos o paquetes especiales para clientes habituales que enfrentan incertidumbre financiera. Valor añadido por compra. Cupones de descuento para clientes leales que desean ayudarlo a superar estos tiempos difíciles.

Y, por supuesto, asegúrese de que su empresa puede proporcionar servicios en línea. Sin dudad alguna todos los expertos coinciden en que este es el momento ideal para expandirse a través de las ventas online. Los negocios online se han posicionado como definitivos en esta situación. Hágales saber a los clientes que está pensando en su seguridad al brindarles todo lo que pueda online.

Manten actualizado tu sitio web.

Tener una web perfectamente optimizada es vital en los tiempos que corren. No sirve una web meramente informativa, debe permitir a sus clientes interactuar a través de ella. Informe a los clientes si acepta pedidos por teléfono y brinde consultas por video. Agregue cualquier información de contacto nueva a su sitio, incluidas direcciones de correo electrónico y números de teléfono dedicados para obtener ayuda y soporte.

Considere agregar un mensaje de alerta en su página de inicio que detalle cómo su empresa mantiene seguros a su personal y productos, los límites de compra aplicables, así como los cambios en las políticas de compras o envío. Agregue nuevos productos y servicios a su catálogo de productos.

Actualice las clases y tarifas de envío. Asegúrese de que sus correos electrónicos automáticos estén al día. Actualice las notificaciones de los clientes con posibles retrasos en los tiempos de envío y resalte los nuevos procesos de entrega, políticas de reembolso o políticas de cancelación.

Envíe un correo electrónico a los clientes anteriores y potenciales para informarles que está pensando en sus necesidades y que está tomando precauciones para protegerlos. Anuncie nuevos productos, ofertas especiales y cambios de proceso directamente a su clientela. Comunique claramente las expectativas de tiempo de entrega para evitar solicitudes de reembolso y devoluciones de cargo debido a una entrega tardía. Envíe actualizaciones si cambia el estado de su empresa.

Utiliza las redes sociales.

Utilice las redes sociales para compartir enlaces a nuevas políticas oficiales y anuncios que sean aplicables a su empresa y comunidad. Ofrezca sesiones abiertas de preguntas y respuestas en las plataformas de redes sociales para tranquilizar a los clientes y ayudarlos a obtener lo que necesitan.

Realice una promoción cruzada de cualquier oferta nueva que haya creado que sea útil en estos tiempos para quienes enfrentan incertidumbre financiera o movilidad limitada. Anuncie tutoriales en línea o eventos virtuales.

Agrega publicaciones al blog para aportar contenido de calidad.

Utilice las publicaciones del blog para hablar en profundidad sobre los problemas que afectan a sus clientes. Los grandes temas incluyen nuevas opciones de entrega de productos, pautas de seguridad para los empleados, apreciación del personal, procesos de seguridad de los productos o ideas para usar sus productos para pasar el tiempo. Enlace a esta información en sus cuentas de redes sociales y en boletines informativos también.

Recuerde, los clientes necesitan saber de usted, en tiempos de incertidumbre necesitan soluciones, tranquilidad y orientación. Necesitan confiar en que sus pedidos y productos llegaran en tiempo. Las empresas deben evaluar las implicaciones de un posible cambio de la demanda por los canales tradicionales al online, y estar preparados lo antes posible.