Publicado el Deja un comentario

El regalo como instrumento, la experiencia como objetivo

Los consumidores toman decisiones basándose en las emociones. Esto es un hecho, cuando alguien compra un coche deportivo y caro, la decisión no esta basada en el razonamiento, (si fuera así, todos conduciríamos un coche eléctrico) sino en la sensación que el coche da.

Esto significa que cuando se lanza un producto en el mercado, se necesita estimular las emociones. Para ello, entender como funciona el cerebro en la toma de decisiones será fundamental para tener éxito con nuestras campañas de marketing. El conocimiento de estos mecanismos nos enseña que para vender bien es necesario apelar a las emociones.

Hacer experiencias, crear recuerdos y ser parte de un momento: estas cosas se consideran cada vez más un regalo más precioso que un producto material. Vivimos en una «economía de la experiencia». Las experiencias generalmente se recuerdan durante más tiempo que un producto material recibido. Pero cuando este producto ofrece una experiencia también puede servir como un instrumento excelente.

Apple es sin duda la estrella a la hora de crear experiencias y emociones a través de sus productos, tal es así que los fans hacen fila a la puerta de sus establecimientos para ser los primeros en conseguir sus lanzamientos.

¿Sabías que los fans de Apple a menudo hacen videos de ellos mismos desempaquetando sus nuevos productos Apple y los suben a YouTube? Es verdad, se llama unboxing. Haz una búsqueda en YouTube y encontrarás cientos de unboxings de Apple, cada uno de diferentes usuarios alrededor del mundo.

¿Por qué sucede esto? Porque Apple ha creado una experiencia para cliente que va más allá de la compra en sí. La «experiencia Apple» incluye elementos de cada aspecto del proceso de compra -la comparación entre diferentes versiones del producto, probar productos en una tienda Apple, comprar el artículo, recibirlo, desempaquetado (perdón, unboxing) y configurarlo… Cada uno de estos elementos no sucede por casualidad, fueron diseñados cuidadosamente, revisados y refinados para atraer cada sentido del consumidor. Si, Apple gasta miles de horas probando, diseñando y refinando su packaging. Ellos hacen eso de manera que lo que venga dentro de la caja, encaje con la caja y la caja encaja con lo que viene adentro.

En definitiva, experiencia, experiencia y más experiencia. No podemos enfatizar lo suficiente. Es el consejo de ventas más efectivo (y también para marketing, por cierto). Los seres humanos somos emocionales por eso el marketing de experiencia es tan eficaz. Al crear una conexión emocional con el cliente le generarás más confianza y tendrá menos objeciones en el momento de la venta.

Los regalos corporativos están considerados un magnifico canal para crear esa conexión emocional. Activan emociones y sentimientos como la gratitud, el compromiso y la pertenencia. Aumentan la conciencia de marca, fidelizan, son tangibles y prácticos.

Crea experiencias a través de ellos, es increíble como nos aferramos a ese bolígrafo que escribe de maravilla, unos cómodos auriculares, o un altavoz con buena calidad de sonido. Si además están bien diseñados se convierten en insustituibles, ahora imagina que llevan tu marca.

En definitiva, selecciona bien tus regalos de empresa, desde el packaging hasta el producto final. Recuerda que queremos crear buenas experiencias, crear una conexión emocional con el cliente y así generarár más confianza para que tenga menos objeciones en el momento de la venta. Básicamente, el cliente siempre compra un producto basado en la sensación y esto se debe a que el 95% de las decisiones de compra de las personas se basan en la emoción.